viernes, 3 de mayo de 2013

¿Estamos exentos de "Mobbing" o "management tóxico" en AENA?

La Administración y las empresas públicas suponen el terreno más proclive para la práctica del "mobbing"

¿Quien ha ha dicho que en AENA estamos los empleados exentos de ser víctimas de prácticas de mobbing o "management tóxico"?, lo puede haber personal, entre compañeros, entre jefes, entre compañeros y jefes, o viceversa, etc.

Pero también lo puede haber de la empresa directamente a los trabajadores, ya sea personal o como colectivo. Todo sea por la carrera profesional ascendente, hago lo que me dicen, o directamente lo que me da la gana para hacer más méritos todavía, y luego el que quiera que vaya a los Tribunales. Ya si se gana o pierde, seguiremos recurriendo porque en AENA la dirección dispara con polvora ajena y a nadie, al menos hasta ahora, se le exige responsabilidades

En AENA en vez de pactar y negociar, en ocasiones, los cambios se imponen por "decreto ley" y se aceptan por miedo, en este ejemplo (hay muchos en Madrid-Barajas también), la DRNA de Navegación Aérea Centro Norte decidió que pasaba a jornada de oficinas a una serie de personas a turnos, lo cual implicaba una importante disminución de remuneración (en torno a 300 Euros al mes en sueldos 1000-euristas) y afectación a la vida personal y privada, pues no fue voluntario el paso a jornada normal de mañana. No analizamos la Sentencia, sólo la colgamos aquí para análisis. Eso sí, destacamos esto:

No podemos olvidar que esto empezó con los compañeros Controladores Aéreos, pasaron de ser héroes a villanos; luego vino el Plan de Desvinculaciones "Voluntarias" de AENA, donde los jefes y mandos medios de AENA, "presionaban" directamente a los empleados para acogerse al Plan porque "lo que viene puede ser peor", entre las técnicas que se usan para generar miedo, es lo que interesa en el fondo, así se manipula y somete mejor a las masas están las siguientes:
  • Cuidadosa selección y omisión de noticias: en AENA algunos hechos relevantes son mostrados y otros no, sobre todo de carácter económico.
  • Distorsión de estadísticas o números y falta de transparencia en los datos económicos: es muy complicado conseguir información de datos reales en AENA
  • Transformación de eventos aislados a epidemias sociales: todas las unidades de AENA pierden dinero y son deficitarias, no hay más remedio que recortar.
  • Corrupción y tergiversación de palabras o terminología conforme a objetivos específicos: evidente, los neologismos que se usan ahora (en vez de hablar del origen de muy mala gestión en AENA).
  • Estigmatización de minorías: especialmente cuando son asociadas con actos criminales, degradando la opinión pública, aunque luego los Tribunales digan otra cosa.
  • Inversión causal (convirtiendo una causa en un efecto o viceversa): la deuda de AENA no es por los sueldos y salarios de - ningún - empleado sino realmente por las obras sobredimensionadas con unas prognosis de tráfico muy infladas, y todo para que el sector de la contrucción (que era del 15% del PIB) siguiera inflando la burbuja que estamos pagando ahora.
  • Fabricación inmediata de eventos o afirmaciones.


SINDICALISMO ES DENUNCIAR (EDUCADAMENTE) TODO LO QUE NO QUIEREN QUE SE SEPA, EL RESTO SON RELACIONES PUBLICAS
[Sindicato CSIF Aena]
Libres y Fiables

El Mobbing se manifiesta sobre todo en las administraciones públicas
Profesor Iñaki Piñuel y Zabala
Titular de Organización y Recursos Humanos
Facultad de CC Económicas y Empresariales Universidad de Alcalá (Madrid)

El psicólogo y profesor de la Universidad de Alcalá de Henares experto en Mobbing y director de los estudios Cisneros sobre acoso psicológico, Iñaki Piñuel, se desplazó a Cuenca para estudiar junto a un grupo de expertos un caso de un grave acoso laboral que se está llevando a cabo en una institución conquense, como ya informó La Tribuna. Con motivo de su visita este periódico tuvo la oportunidad de entrevistarlo para conocer más en profundidad en que consiste este tipo de violencia psicológica aún muy desconocida. 

Muchas veces hablamos y escuchamos noticias sobre Mobbing pero ¿qué es exactamente?
El Mobbing en un continuado y deliberado maltrato verbal o modal que recibe un trabajador por parte de otro u otros que se comportan con él cruelmente con vistas a lograr su eliminación del lugar de trabajo por diferentes vías entre las que se encuentra la destrucción psicológica, la destrucción de su capacidad de trabajar, la destrucción de su espera de relaciones laborales, familiares, sociales. 

Es un verdadero proceso de destrucción psicológica y social y que termina muy frecuentemente con la salud psicológica del individuos, a veces también con la salud física y que en un porcentaje elevado de casos pues termina, desgraciadamente también con la saluda del trabajador de la institución o la empresa en la que trabaja

¿Es frecuente este maltrato, acoso laboral y violencia psicológica?
Todavía es frecuente en muchos ámbitos laborales, en empresas privadas pero muy especialmente en las administraciones públicas. 

Hemos encontrado que la prevalencia del Mobbing asciende a más del 20 %, 1 de cada 5 funcionarios señalan estar en esta situación en los últimos 6 meses según nuestros estudios.
Esto significa que la Administración Pública del Estado, la Local, la Autonómica, en general todas las administraciones tienen un peso enorme todavía en lo que se refiere a la lucha porque el trabajo de los empleados públicos no resulte una destrucción psicológica a medio plazo. Es especialmente grave en la medida que la Constitución ampara en los Derechos Fundamentales, y entre ellos está el Derecho a la Integridad, el derecho que tiene cada uno de los trabajadores a que su trabajo no resulte para él lesivo por vía de un acoso o un hostigamiento continuado como es el caso del Mobbing. 

¿Dónde se da más el Mobbing, en la empresa privada o en la Administración pública?
El barómetro Cisneros V sobre Mobbing en la administración habla de una tasa cercana al 22% de funcionarios afectados por este problema. Los casos de acoso laboral entre funcionarios suelen ser más duros y de mayor duración. Es muy difícil que un funcionario ‘se vaya'. Desgraciadamente en las empresas privadas el Mobbing suele terminar con la salida de la víctima. 

Según este Estudio, que se realizó en la Agencia Tributaria y la Intervención General de la Administración del Estado con una participación del 62 % de los 7000 funcionarios hace 2 años, para analizar el Mobbing en las administraciones públicas, encuentra que un 15 % de los funcionarios son acosados por no querer incurrir en irregularidades o fraudes, no ceder ante el servilismo, o reivindicar los derechos propios, junto a la envidia por un buen hacer profesional son las causas más comunes. 

¿Cuáles son las conductas más frecuentes de Mobbing?
Suelen ser conductas que tienen que ver con insultar, vejar, humillar y arrinconar al trabajador; quitarle los medios para que realice su trabajo; relegarle a trabajos que significan una degradación de lo que hasta ahora ha sido su puesto de trabajo; tareas incluso humillantes o que nada tienen que ver con la descripción de su puesto de trabajo con vistas, precisamente a desanimarlo, agotarlo, consumirlo, reducirlo emocional y psicológicamente y lograr de esa manera una salida de la institución, en este caso de la administración por parte del empleado público. 

¿Cuál es el objetivo de la práctrica del Mobbing?
Es intimidar, apocar, reducir, aplanar, amedrentar y consumir, emocional e intelectualmente a la víctima, con vistas a eliminarla de la organización y a satisfacer la necesidad insaciable de agredir, controlar, y destruir que suele presentar el hostigador, que aprovecha la ocasión que le brinda la situación organizativa particular (reorganización, caos, desorganización, urgencia, reducción de costes, burocratización, cambios vertiginosos, etc...) para canalizar una serie de impulsos y tendencias psicopáticas. 

¿Hay algunos criterios para diagnosticar si una persona padece o no Mobbing?
Los tres criterios diagnósticos más comúnmente aceptados por los investigadores europeos, que sirven para dilucidar si estamos o no ante casos de Mobbing son: la existencia de una o más de las conductas de hostigamiento; internacionalmente reconocidas por la Investigación como tales que son la duración del hostigamiento como algo que se presenta a lo largo de un período y por lo tanto que no responde a una acción puntual o esporádica, se entiende que como mínimo a lo largo de más de 6 meses. La frecuencia de los comportamientos de hostigamiento por lo menos semanal (una vez o más a la semana. La concurrencia de estas tres características acreditan la existencia de un trabajador sometido a un cuadro de Acoso Psicológico en el trabajo o Mobbing. 

¿Cómo puede saber una personas si está quemado en el trabajo, si está siendo víctima de un maltrato?
Si siente cansancio o agotamiento emocional que persiste por meses o años. En segundo lugar, sensación de distanciamiento emocional de las personas con las que trabaja; y la sensación de futuro profesional cerrado o agotado.
La apatía, la tendencia a la depresión, los dolores psicosomáticos, la irritabilidad, el insomnio, las cefaleas y el deterioro de las relaciones familiares son algunas de las consecuencias del acoso moral en el trabajo
 
¿Por qué se práctica el Mobbing?
La explicación común a la mayoría de los casos reside en que el trabajador que resulta objeto de Mobbing es o se ha convertido en alguien que, por alguna razón, resulta amenazante para la persona o grupo que le hostiga.
El factor más frecuentemente aducido por quienes padecen acoso psicológico en el trabajo son los celos por una competencia o capacidad profesional extraordinaria, pues en contra de lo que se piensa, de que se trata de trabajadores vagos, las personas que sufren Mobbing son trabajadores muy válidos, preparados y con gran capacidad de trabajo.
 
¿Quién suele ser el que acosa y maltrata normalmente, algún superior o un trabajador de igual a igual?
En un 30 % de los casos de Mobbing son horizontales, es decir, de trabajador a trabajador, habitualmente estos acosadores son trabajadores que tienen un poder fáctico, pueden maltratar porque cuentan con la complicidad del poder, es decir, del superior.
La mayor parte de los casos los comenten los responsables jerárquicos, los jefes diríamos, a sus subordinados y un pequeño porcentaje, un 6 %, es de Mobbing ascendente. Aunque en la mayoría de casos se trata de personas que se valen de su potestad jerárquica para acosar, intimidar y reducir a aquellos que desean eliminar.
El 7% de las víctimas ha pensado en el suicidio como única salida a la situación de acoso que padecen. 

¿Cuáles son las prácticas habituales de Mobbing?
Las técnicas para minar y destruir psicológicamente al trabajador son variadas y desgraciadamente a veces muy creativas. Tienen en común que con ellas se intenta agobiar, calumniar, atacar el trabajo, las convicciones, la vida privada, de la víctima, ninguneando, aislando, maltratando, estigmatizando, amenazando, etc... En una palabra, quien hostiga trata de destruir la confianza en sí mismo, y la autoestima, y afectar así al desempeño laboral, hasta entonces aceptable, o incluso positivo, reduciéndolo. Con ello se consigue eliminar la empleabilidad del trabajador, o su capacidad de ser útil y empleable para la organización.