lunes, 7 de julio de 2014

E-mail de un compañer@ respecto del T4 y sus "goteras"

A raíz de este artículo Las goteras del T4: ¿Oleaga o Mayoral? hemos recibido un correo-e de un compañero/a que os pasamos omitiendo los datos para evitar ser reconocido/a. En AENA ser un/a profesional da problemas... la Dirección no entiende que hay trabajadores serios, honrados, formales y honestos, prefieren otro tipo de perfil. 

La T4 de Barajas fué inagurada el 4 de febrero de 2006 por el presidente de Gobierno, Jose Luís Rodríguez Zapatero, englobados bajo el nombre de Nueva Terminal Aérea en cuya construcción se habían invertido 6.200 millones de euros. 

El Estudio de Arquitectos de Antonio Lamela y Richard Rogers Partnership ganó en 1997 el concurso público para diseñar la T4. La realización fue adjudicada a una unión temporal de empresas formada por Dragados, FCC, Ferrovial, Acciona y Sacyr y los trabajos de ingeniería a Initec y Tps. La construcción finalmente duraría ocho años y costaría cinco  (5) veces más de lo previsto inicialmente.


E-MAIL DE UN COMAPAÑER@ DE AENA RESPECTO DE ESTE ARTICULO

Buenos días, de esto os podía contar mucho, yo estaba entre el personal de AENA que inauguramos y abríamos al publico la T4, no solo es lo que se ve, también hay cosas y muy gordas en los interiores de sus entrañas, por ejemplo que le Túnel del SATE también se llena de agua cerca de 50 cm, sobre todo en su tramo del T4-S, que en todo su recorrido no se puede introducir un Camión de Bomberos y ahora puede acceder un ambulancia de no muy grandes dimensiones. 

Se tuvo que modificar un tramo el Galibo de algunas líneas transportadoras de equipajes para que pudieran entrar la ambulancia; se fueron resolviendo defectos achacables y evidentes de construcción, pero en esos años había dinero y presión por parte de FOMENTO para que la T4 arrancara aunque fuese con “esparadrapos”.

En el caso de cubierta de T4 y T4-S, se añadió un canalón más grande para poder recoger el agua , el que estaba era pequeño, también habría que cambiar toda la recogida de agua en el punto más bajo del edificio, esto no se cambio, eran palabras mayores, todo para no tener que esperara a juicios contra el artífice de todos estos dislates, cuando ibas con un problema, “ lo reparamos, y punto” “no quiero problemas”.

Conozco por otros compañeros de AENA, en esto hablo de oídas pero son fuentes fiables, que en el edificio del Pabellón de Estado, hubo entre otras cosas, que vaciar todos los jardines interiores porque estaba la tierra que los llenaba más alta que los cercos de aluminio de las cristaleras de las salas y cuando llovía o se regaban el agua penetraba dentro levantando toda la tarima y abarquillándola, se replanto todos los jardines, esto es otro ejemplo del dinero que se gasto en poner en marcha la T4.

El Sr. Oleaga estaba presionado a su vez FOMENTO, ni siquiera por el presidente de AENA (Manuel Azuaga) que aquí no pintaba nada, las ordenes venían directas de instancias muy, muy altas. Bueno compañeros no me extiendo más podría llenaros páginas enteras sobre esto. Antes estábamos personas motivadas profesionalmente y apoyadas en su día por nuestros jefes que depositaban la confianza en nosotros. Ahora hay mucha desconfianza y mal ambiente. 

La directora actual Elena Mayoral, como bien decís, ha heredado un buen marrón y no es responsable de esto concreto, pero es conocedora (así como sus Jefes de División) de muchas cosas irregulares y no hace nada de nada. No se da cuenta que al final la imagen vale de poco ante problemas y la ola (o gotera) la puede arrastrar a ella.

Un saludo y animo en vuestra labor sindical, esperemos que la gente despierte, pierda el miedo (no os imagináis como os tratan de difamar algunos sindicatos, no todos), y os lo reconozcan porque desde luego estabámos muy necesitados de sindicalismo serio.