sábado, 6 de septiembre de 2014

AENA y la restricción del "Derecho al Trabajo"

El pasado 17 de junio publicaba Aviación Digital un artículo titulado La Ley Mordaza del Gobierno llega al Sector Aéreo donde recogía una pregunta que los Diputados Ricardo Sixto y Ascención de las Heras habían hecho a AENA. 

Las preguntas eran claras y directas y eran relacionadas con la Normativa Legal para que trabajadores y tripulaciones se pudieran acreditar para acceder a Zonas Restringidas de Seguridad (ZRS) donde muchos de ellos desarrollan su labor, desde Operarios de Rampa (conocidos como "maleteros", pilotos, TCP, etc.) y por supuesto que personal de AENA.


Por todo ello se necesita conocer la opinión del Gobierno a estas preguntas inquirían los Diputados:




¿Se ha hecho en otros países de nuestro entorno la trasposición de la normativa europea de esta manera?


¿Qué derechos asisten a los ciudadanos?, ¿Se puede recurrir estos no aptos?


¿Esta norma no deja una puerta abierta a la arbitrariedad?


¿Se aplica esta norma con carácter retroactivo de cinco (5) años?


¿Aquellos trabajadores NO APTOS no se les conculca el derecho constitucional al trabajo?


¿No es dudoso el encaje legal y/o constitucional de esta restricción del derecho al trabajo de personas por ejemplo que hayan cumplido su pena, o se encuentren en las figuras que se consideren arbitrariamente en el futuro fuera de los requisitos de "circunstancias personales o penales" en los últimos 5 años como para denegar la acreditación que permita el acceso a zonas ZRS?


¿Ha habido alguna declaración del Defensor del Pueblo sobre esto?, ¿Cómo lo valora AENA? 


AENA, para variar, contesta con un corta-pega de legislación y no concreta respuestas a los Diputados, lo cual demuestra una evidente falta de respeto. Debajo colgamos la respuesta a la que hemos tenido acceso

Para esta Sección Sindical CSIF Aena nos parece una barbaridad tal como está redactado la norma que de manera indudable limitan derechos y libertades garantizados por la Constitución de 1978, y que además, deja un poder absolutamente discreccional y arbitrario a AENA de conceder o no una tarjeta de acceso a una persona que puede estar rehabilitado totalmente. Esto debe revisarse pues nos parece de dudoso encaje constitucional. Seguiremos informando...