martes, 28 de octubre de 2014

Rosana Pérez del BNG pone en jaque a AENA por la muerte del nigeriano en Barajas

 
 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
El pasado día 25-10-2014 fuimos el único sindicato de AENA (que nos conste) en denunciar en la Inspección de Trabajo a AENA por el fallecimiento del ciudadano de Nigeria que falleció el 18-10-2014. 

No es posible que las simples explicaciones de AENA diciendo que todo es "Sanidad Exterior" puede valer, ya que, los compañeros del Servicio Médico se les puede acusar de denegación de Auxilio. 
El asunto no ha parado de crecer y el Diputado Gaspar Llamazares ha hecho una pregunta al Gobierno como publica Aviación Digital y ATC Press. Además el Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscal Jefe del TSJ de Madrid que investigue si ha habido negligencias, por lo que estamos seguro que habrá Diligencias Previas (continuación de las iniciadas). 

Afortunadamente la CADENA SER ha hecho un importante cortafuegos ante la responsabilidad que "alguienes" quieren cargar al Servicio Médico, se puede leer aquí esta noticia Personal de Barajas alertó antes de la muerte del nigeriano de la falta de un protocolo ante casosde ébola de lo que se puede extraer esto y que la Dirección de Madrid/Barajas reconoce como recibido:

Extractos del documento del equipo médico de AENA envió a la Dirección de Barajas (CADENA SER)

"Nadie ha dado pasos para establecer qué hacer ante un contacto y ya menos aún ante un contagio, que sería un accidente laboral a todas luces, solo echar balones fuera y remitir a Sanidad Exterior"
 
"Solo algunos miembros del servicio médico aeroportuario han visto ponerse el traje al menos una vez y no ha habido ninguna otra formación ni entrenamiento"
 
"El servicio de prevención ha facilitado un número escaso de trajes y material de exposición y ni son suficientes ni hay tallajes para todos los miembros del servicio médico"
 
"La única vez que tuve el traje puesto, más de una hora, pude comprobar (...) la facilidad con la que uno puede tocarse sin darse cuenta al recolocar el gorro o tratar de limpiar las gafas cuando se empañan"
 
"Los profesionales sanitarios de Médicos sin Fronteras o de Cruz Roja entrenan varios días en la colocación de los trajes antes de empezar a asistir y son supervisados siempre por una persona cuando se lo retiran que les indica los pasos a seguir por ser el momento de mayor riesgo" (CADENA SER)

Si embargo, hemos tenido acceso a una pregunta parlamentaria que acaba de registrarse hace unas horas, por la Diputada Rosana Pérez del BNG, que analiza en profundidad el caso, se mete en asunto y hace preguntas muy delicadas y de difícil respuesta.

Agradecer a políticos y medios a dar a conocer lo que verdaderamente ha pasado, y si hay responsables, que paguen por ello (con ceses y dimsiones), pero los responsables, no que siempre la culpa la tengan otros

ROSANA PEREZ (BNG)
El pasado 18 de octubre fallecía en el aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez un ciudadano nigeriano procedente de Turquía tras permanecer 50 minutos en el suelo de la T1 sin ser atendido. Se había desplomado afectado por fuertes convulsiones y temblores. Los sanitarios del aeropuerto activaron la alerta por ébola. Sin embargo, este ciudadano falleció como consecuencia de varias bolas de cocaína que tenía alojadas en su estómago se rompieron. 
 
Este ciudadano permaneció 50 minutos en el suelo sin recibir ningún tipo de atención ni ayuda, en espera de que llegase un equipo especializado en enfermedades infecto-contagiosas. La policía nacional informó a los sanitarios del aeropuerto de que en la aduana 1 había un viajero en el suelo con convulsiones. 
 
Sanidad Exterior llegó al lugar de los hechos 50 minutos después del aviso dado por el Centro de Gestión Aeroportuaria (CGA). Mientras tanto, esta persona seguía postrada en el suelo sufriendo hasta su muerte. 
 
Sanitarios expertos indican que la forma de salvar la vida de un “bolero” es realizando una intervención quirúrgica urgente para retirar del interior de su organismo los restos de las bolas de droga. Mientras esta persona yacía en el suelo, los sanitarios del aeropuerto no podían tocarle hasta que no llegasen los servicios de Sanidad Exterior.
 
Nos consta que personal del aeropuerto alertó días antes de que no existía un protocolo ante posibles casos de ébola. AENA no ha distribuido ningún protocolo, limitándose a remitir a Sanidad Exterior pero sin mediar procedimientos de actuación. AENA no ha organizado ningún curso destinado al personal médico del aeropuerto en cuanto a cómo manejar el material y los trajes anti ébola, a pesar de que los aeropuertos constituyen lugares de tránsito dónde pueden desembarcar personas contagiadas. 
 
La falta de preparación se extiende asimismo a las carencias materiales. 
 
Se trata de un claro caso de negligencia y de falta de socorro a un ser humano que estuvo sufriendo en el suelo durante casi una hora sin que nadie hiciese el más mínimo gesto. La falta de preparación del personal médico del aeropuerto, la ausencia de medios y la falta de previsión de AENA ante un problema como el ébola, fueron factores que coadyuvaron a una total confusión para que finalmente esta persona no fuese socorrida. 
 
AENA y el Ministerio de Sanidad se lavan las manos culpando a los profesionales sanitarios, repitiendo así una secuencia que ya vimos en el caso de la auxiliar de enfermería contagiada del virus del ébola. El Ministerio de Sanidad traslada la responsabilidad a “los médicos de Barajas” porque, según señalan, “no tendrían que haber esperado la llegada de los especialistas de Sanidad Exterior”. 



Ni en el Protocolo sobre Ébola aprobado por el Ministerio de Sanidad en la reciente reunión del Consejo Interterritorial, ni en la nota informativa sobre el ébola repartida por AENA a los trabajadores del aeropuerto, ni tampoco en el Protocolo de Comunicación Sanitaria entre el aeródromo y el Área de Sanidad de Madrid, ni en el escrito de AENA del 6 de agosto sobre el uso de los Equipos de Protección Individual aparece explícitamente que los servicios sanitarios del aeropuerto no deban tocar a un sospechoso de ébola pero existe una total ambigüedad. De su lectura se puede interpretar que no se debe tocar nada ni a nadie hasta que lleguen los expertos en infecto-contagiosas: Sanidad Exterior. Que fue el único Protocolo que siguió el personal médico del aeropuerto, avisar a Sanidad Exterior. 
 
Además, dos semanas antes el Comité de Riesgos Laborales responsables de AENA informó a los representantes de los trabajadores que «no debían intervenir una vez activada la alarma sanitaria».
 
Es fácil deducir que estamos ante un episodio que últimamente se repite con demasiada frecuencia. Hay una alerta sanitaria mundial por ébola, y los aeropuertos son lugares sensibles por ser zonas de tránsito, pero el ente responsable de las instalaciones aeroportuarias no adopta las medidas preventivas necesarias para actuar con premura y determinación en casos de sospecha de persona contagiada por ébola. Es decir, ni había medios materiales suficientes ni tampoco personal sanitario adecuadamente preparado, y encima un Protocolo que remitía toda actuación a Sanidad Exterior, que para más inri, no tiene personal destinado en el aeropuerto de manera constante. 
 
Otra vez una secuencia de irresponsabilidades que siempre tropieza en el mismo error: hacer las cosas a medias, someter al personal sanitario a una gran responsabilidad y tensión al mismo tiempo que se le deja desprovisto de material y preparación adecuadas. 
 
Por todo lo expuesto se formulan las siguientes preguntas: 
 
¿Va el Gobierno a abrir una investigación por la muerte de un ciudadano nigeriano en el aeropuerto de Madrid Barajas el pasado 18 de octubre, que permaneció casi una hora desplomado en el suelo sin recibir ningún tipo de asistencia sanitaria ni socorro debido la confusión con una alerta por ébola?

¿Cómo explica el Gobierno que el personal médico del aeropuerto no recibiese ningún tipo de instrucción, ni preparación de cara a tener que atender un posible caso de ébola? ¿Es normal que el único Protocolo existente se limite a remitir el caso a Sanidad Exterior, que ni siquiera tiene un operativo in situ en el aeropuerto?
 
¿No considera el Gobierno que no se puede hacer recaer toda la responsabilidad sobre las espaldas de un personal sanitario insuficiente, sin medios ni la formación adecuada para saber distinguir un posible caso de ébola de otro tipo de problemas?
 
¿No es una manera de dejar en la total desprotección a los trabajadores del aeropuerto?
 
¿Cómo es posible que el operativo de Sanidad Exterior tardase 50 minutos en llegar al aeródromo?
 
¿Cómo se explica que un ser humano permanezca durante casi una hora tendido en el suelo con temblores, sufriendo, sin que se le socorra?
 
¿Qué explicación ofrece el Gobierno ante estos hechos? ¿Cómo se puede entender que un aeropuerto de estas características, dónde ya se registró en semanas anteriores una alerta de ébola en un vuelo de Air France, no esté adecuadamente preparado para atender este tipo de infección? 
 
¿Cuál es la explicación cuando existe una total sensibilización con el tema del ébola a raíz del contagio de la auxiliar de enfermería?
 
¿Por qué razón no existe una dotación de Sanidad Exterior de manera permanente en el aeropuerto de Madrid Barajas, y en otros de grandes dimensiones y con mucho tráfico de vuelos internacionales?
 
¿Está AENA preparando suficientemente a todo el personal médico de los aeropuertos para atender casos de ébola? ¿Ha suministrado el material necesario?