lunes, 11 de mayo de 2015

AENA: El Aeropuerto de Murcia-San Javier da trabajo a unas 1.200 familias al año

CAYETANO CONESA / SINDICATO CSIF AENA/Enaire
¿ La apertura del aeropuerto de Corvera podría suponer la pérdida de algunos puestos de trabajo que actualmente hay en San Javier?

Habría que aclarar que coexistimos trabajadores de empresas adjudicatarias de servicios y compañías aéreas junto a los propios trabajadores de AENA. Todos hacemos aeropuerto. La pérdida de puestos de trabajo dependerá de como gestionemos este desaguisado.


¿Es rentable San Javier?

Con una cifra anual que sobrepasa el millón de pasajeros somos capaces de aportar al cajón del estado una cifra muy considerable. La fórmula Militar-Civil en régimen de explotación es muy rentable.

Una de las excusas más recurrentes para realizar el aeropuerto de Corvera, era el inconveniente que las restricciones del espacio aéreo de San Javier suponen para la actividad comercial ¿Es cierta esa afirmación?

Rotundamente no. Las instalaciones aéreas de Corvera tienen las mismas restricciones que pudiera tener San Javier. Es el mismo espacio aéreo militar. Le pese a quien le pese.

¿Cuántos trabajadores, entre AENA y resto de compañías, hay actualmente en San Javier?

Como le decía anteriormente somos muchos y de muchas empresas. Hay puestos directos e indirectos. La estacionalidad de nuestra tierra condiciona el empleo, aún así da trabajo a unas 1200 familias casi todo el año.

¿Existe incertidumbre entre los trabajadores de San Javier ante la situación que se está viviendo con el aeropuerto de Corvera?

Mucha, piense que su vida puede verse truncada por el capricho de unos pocos que se creen en la posesión de la verdad absoluta. Me refiero a los políticos que han creado este sinsentido.

AENA ha entrado en un proceso irreversible de privatización ¿Cómo ven esta situación desde el punto de vista sindical?

Se podría haber hecho mucho para parar este expolio sobre un bien de todos los españoles, pero quien tiene la posibilidad no ha sabido-querido moverse lo suficiente.

¿Tiene sentido tener dos aeropuertos nuevos en apenas un radio de 30 kilómetros, 70 contando Alicante?

Para nada. Es la peor opción de todas las que barajó la CARM cuándo el proyecto estaba en fase de estudio. De las cinco posibles ubicaciones eligieron la que más convenía a los intereses de las constructoras que en el litoral de Mazarrón tenían puesto su punto de mira. No pensaron en los murcianos, como ahora alardean algunos.