lunes, 11 de mayo de 2015

CSIF se presenta por primera vez a las elecciones sindicales en el Aeropuerto de Barajas

CSIF Aena fue el único sindicato que denunció la ausencia de protocolos en Barajas ante el virus ébola

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, concurrirá por primera vez a las elecciones sindicales en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, además de las que se celebran en el aeropuerto de Gran Canaria y en Murcia/San Javier, el próximo miércoles 13 de mayo. Tras varios años de trabajo en la sombra, con decenas de denuncias públicas que han aparecido en los medios de comunicación, CSIF Aena/Enaire se presenta a estas elecciones como una alternativa firme a los sindicatos tradicionales.

CSIF Aena/Enaire de Madrid-Barajas se creó como respuesta a una serie de acontecimientos en la empresa, como el Plan Social de Desvinculaciones, con el que 1.170 trabajadores mayores de 55 años se marcharon del operador aeroportuario sin que mediara una asamblea informativa. Asimismo, 1.088 personas, muchas de ellas mileuristas, sufrieron una modificación sustancial de condiciones de trabajo, con reducciones de entre 100 y 200 euros en su salario.

Esta situación en el mayor operador aeroportuario del mundo motivó la creación de la sección sindical de CSIF en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, hoy Adolfo Suárez, tras la constitución de una sección similar del sindicato en Gran Canaria. La actividad de CSIF en Barajas en estos últimos años ha sido incansable, con cerca de 200 artículos en una web que han visitado más de 120.000 personas; más de 15.300 mensajes en Twitter y una serie de propuestas a distintos grupos políticos, que han presentado iniciativas en el Congreso y en el Senado con el objetivo de esclarecer el funcionamiento de esta empresa.

Por otro lado, CSIF fue el único sindicato que llevó a la Inspección de Trabajo los protocolos ante el virus ébola en el Aeropuerto de Barajas, tras el episodio de la muerte en sus instalaciones de un pasajero nigeriano. A raíz de nuestra denuncia, un informe de la Inspección del pasado mes de febrero concluyó que los trabajadores del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas carecían de la formación específica ante posibles casos de ébola en sus instalaciones.

Otras denuncias con repercusión en los medios han sido las relativas al derroche que ha supuesto el gasto de 26 millones de euros en el denominado Plan de Invierno para Barajas, cuando la Unidad Militar de Emergencias (UME) está a 7 kilómetros.

CSIF Aena se ha dirigido a los trabajadores de este operador todavía público (en el 51% de su capital) a través de una carta en la que proponen un cambio de rumbo en el sindicalismo en la empresa para que, con la unión de todos, se consiga plantar cara a nuevos ERE o a la liberalización de la navegación aérea. La sección de CSIF en Madrid-Barajas ha nacido para quedarse y luchará en las elecciones del miércoles por hacerse con los apoyos de los trabajadores frente a los principales sindicatos, CCOO, UGT, USO, CGT y CSPA/FSAI.