martes, 26 de enero de 2016

[NP] CSIF denuncia que Barajas, con 4 pistas y 47 millones de pasajeros, ha funcionado algunos días con un solo técnico de balizamientoCSIF denuncia que Barajas, con 4 pistas y 47 millones de pasajeros, ha funcionado algunos días con un solo técnico de balizamiento

CSIF denuncia que Barajas, con 4 pistas y 47 millones de pasajeros, ha funcionado algunos días con un solo técnico de balizamiento y energía

·        Dos luces fundidas en una pista es motivo suficiente para que un comandante desista de aterrizar


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha remitido un escrito a la dirección del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en el que pone en su conocimiento que durante este mes de enero este aeródromo ha contado algunos días de este mes de enero con un solo técnico de energía y balizamiento. Una situación especialmente grave para la seguridad del aeropuerto más importante de España por número de pasajeros (47 millones en 2015), que cuenta con cuatro pistas, cuatro terminales y tres torres de control.

Las funciones de un técnico de energía y balizamiento son fundamentales para que los sistemas de iluminación en pista funcionen correctamente, sobre todo para el aterrizaje de aviones. Y es que con que sólo fallen dos luces seguidas (hay una luz cada 50 metros, un mínimo de 120 luces por pista) el comandante puede desistir de aterrizar.

En el Adolfo Suárez Madrid-Barajas hay, a turnos, 42 personas entre técnicos y coordinadores de energía y balizamiento. Desde CSIF entendemos que el hecho de que haya habido un solo técnico para este aeropuerto los días 3, 4, 11 y 22 de enero es por una gestión incorrecta de los recursos humanos por parte de Aena. Una situación que nos lleva a sospechar que la intención de la empresa es justificar la externalización de un apartado tan importante para la seguridad de un aeródromo como es el de la energía.

La figura del técnico de energía y balizamiento es propia de los aeropuertos, ya que no existe en otros ámbitos. Además de encargado de la iluminación de las pistas también es el responsable de la energía, vigilando que todo funcione bien ante cualquier corte de la electricidad. Hay que recordar que en 2001 se produjeron varios cortes en la terminal 2 de Barajas que costaron el puesto al director del aeropuerto de entonces. Y en 2009, un apagón provocó numerosos retrasos en los vuelos. Si estas incidencias se produjeran con un solo técnico para todo el aeropuerto, las consecuencias serían, sin duda, mucho más graves.

1.200 empleados para 47 millones de pasajeros

CSIF reclama a Aena que, además de invertir en medios para equipar los aeropuertos españoles a la perfección, invierta también en personal suficiente para que todo funcione como corresponde. Actualmente, la plantilla del aeropuerto Adolfo Suárez está formada por 1.200 personas, una cifra baja para los 47 millones de pasajeros que pasan al año por sus instalaciones (datos de 2015) y aún menor si la comparamos con las de otros grandes aeropuertos europeos.

En el aeródromo madrileño cada trabajador toca a más de 39.000 pasajeros por año, mientras que en otros europeos esa ratio es bastante inferior, según los datos recopilados por CSIF Aena. Así, en el parisino Charles de Gaulle hay 6.700 empleados para 63,8 millones de pasajeros anuales (9.524 por trabajador); en el de Londres-Heathrow, 5.200 empleados para 73,4 millones de pasajeros (14.116 por trabajador), y en el de Estambul, 2.800 empleados para casi 57 millones de pasajeros (20.340 por trabajador).

Aena obtuvo, entre enero y septiembre del pasado 2015, un beneficio neto de 639,2 millones de euros, un 83,8% más con respecto al mismo periodo de 2014. En ese mismo periodo, el gestor aeroportuario nacional aumentó un 12,3% los ingresos totales, que ascendieron a 2.689,7 millones de euros.

Madrid, 26 de enero de 2016