sábado, 27 de febrero de 2016

AENA/Enaire: ¿qué se puede hacer en nueve minutos (9) Begoña Gosálvez?

El martes pasado, día 23 de febrero de 2016, fue aprobado por el Consejo de Administración de AENA (51% de Enaire) la Política Marco de Responsabilidad Corporativa.

A su vez y previamente, el 30 de junio de 2015, ese mismo Consejo aprobó el Código de Conducta que deroga y sustituye al Código de Conducta de Directores y Personal de Estructura de AENA, de fecha 27 de Noviembre 2008. Ambas decisiones tienen por misión de una parte garantizar que desde AENA se "ponen en valor" los ámbitos por donde se desenvuelven las empresas que actualmente conforman la realidad socio-económica de este país, y por otra, dar respuesta a las recomendaciones que establece la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en materia de Buen Gobierno Corporativo de empresas cotizadas.

No está de más leer la definición que otorga la RAE a las palabras Responsabilidad Corporativa, bien sea ésta social, empresarial o medioambiental, para aclarar conceptos antes de continuar.

Responsabilidad.- “3. f. Cargo u obligación moral que resulta para alguien del posible yerro en cosa o asunto determinado.”. Corporativa.- “2. f. Empresa, normalmente de grandes dimensiones, en especial si agrupa a otras menores.”

Queda claro que la responsabilidad es una cualidad que debe caracterizar a los seres humanos en sus relaciones con la naturaleza y la sociedad, y por tanto todos somos responsables por los hechos que cometamos y que traigan como resultados perjuicios socioeconómicos y ambientales. La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona, que le puede ayudar a evaluar, recapacitar, orientar y dirigir la magnitud de sus acciones y de sus resultados sin causar daños a terceros, ni a ellos mismos, tanto en el plano moral, como en el plano ético, afrontando con responsabilidad las mismas, para lograr una mejora continua en el terreno laboral, social, cultural, etc.

Todo esto viene al hilo de una carta que nos ha llegado al buzón confidencial de CSIF AENA/Enaire contándonos un problema y que demuestra lo bien que queda frente al Capital (cuenta de resultados y acciones en Bolsa) poner en un papel cuales son nuestros principios éticos o morales como empresa, sobre un tema concreto pero luego, a la hora de la verdad, no tiene nada que ver como llevan estos principios a la práctica. ¡El papel lo aguanta todo! La carta que nos manda un compañero de aeropuertos, que pide mantenerse en el anonimato y que resumimos, dice:

"Disfruto de una reducción de jornada por hijos menores, que como todos sabemos comprende una disminución tanto en tiempo de trabajo como en salario. El reparto de ese tiempo lo decido yo, para el mejor cuidado hacia mis hijos, como único conocedor de las necesidades que tienen ellos. Así aglutino en jornadas completas ese tiempo; a su vez esta forma de conciliar, permite a otro compañero cubrir mi puesto con el menor desgaste en cuanto a desplazamientos y aprovechamiento global del tiempo, evitando en lo posible que el trabajo se convierta para él en una labor cuanto menos onerosa y ociosa. También supone para la empresa una cierta mejora considerable, pues se mantiene con normalidad la actividad, evitando situaciones innecesarias. El resultado de reducir la jornada de trabajo no da para cuadrar a día completo, sobrando casi siempre alguna hora o fracción que suelo no utilizar. Esto no tendría mayor importancia si no fuese por lo que ha sucedido ya en demasiadas ocasiones: Tras realizar el cálculo mensual da como resultado que puedo librar tres días (ese mes) siempre y cuando acuda uno de ellos al puesto de trabajo, para trabajar nueve minutos.

Y me pregunto: ¿Qué se puede hacer en nueve minutos? ¿Cuál es la repercusión hacia todo lo que me rodea, de la decisión que RRHH toma sobre el tiempo de reducción? ¿Está facilitando, dentro de sus posibilidades, la interactividad perenne entre trabajo, familia y persona? En el día a día rebaso habitualmente mi jornada, incluso como ya he contado, son varias las ocasiones en las que he dejado de disfrutar horas que me correspondían y que no me han abonado, pues forman parte de la reducción de jornada, como decisión personal. ¿Qué clase de Responsabilidad Corporativa tiene esta empresa que no contempla una solución efectiva a algo tan importante y que nos puede afectar a todos en algún momento, como es la conciliación laboral y familiar?

Hace unas semanas, leí en vuestra página WEB, un artículo que tiene mucho que ver con este asunto y en el que se echa en falta una verdadera política de igualdad en esta empresa. Quizás ahora que ha pasado por el Consejo de Administración algo que tiene que ver con el capital humano, sea el momento de poner en práctica lo que ya tiene la Directora de Organización y RRHH de AENA sobre su mesa.

No estaría de más que de una vez por todas tuviéramos en cuenta que otra realidad es posible, si dejamos de mirar para otro lado simplemente porque ahora no me toca."

Como bien dice nuestro compañero, el Código de Conducta en su artículo 4.5 viene a decir que las personas sujetas a su cumplimiento (todo aquel que dependa de AENA) promoverán un ambiente y clima de trabajo que favorezca la vida personal y familiar de los trabajadores, colaborando para conciliar de la mejor manera posible los requerimientos laborales con las responsabilidades familiares y necesidades personales.

En el mismo sentido, la Política Marco de Responsabilidad Corporativa tiene como principio general de actuación, proporcionar un entorno laboral seguro y saludable, caracterizado por la igualdad de oportunidades y la no discriminación, el fomento de la diversidad, la gestión del talento, y la conciliación de la vida profesional y personal.


Como habéis podido leer ya tiene nuestra empresa patente de corso para desarrollar tanto una verdadera Responsabilidad Corporativa como un plan de igualdad efectivo (o al menos ya no habrá tantas trabas) No hay que olvidar los asuntos propios por horas, ni tampoco los anticipos reintegrables (Art. 147) que recoge nuestro convenio y que AENA no concede aun dando beneficios.

Más información:

Carta abierta a Begoña Gosálvez Mayordomo del Sindicato CSIF AENA/Enaire
http://www.csif-aena.com/2016/01/carta-abierta-begona-gosalvez-mayordomo.html