martes, 23 de mayo de 2017

¿Piensa cesar el Ministro de Fomento o la empresa pública ENAIRE a Margarita Gómez de Bonilla de su Consejo de Administración y cuándo?

Hemos tenido acceso a unas preguntas que han llegado a las Cortes de la mano del comprometido Senador de Compromís Carles Mulet y que tienen que ver con lo que últimamente ha ido publicado la prensa, en concreto el Diario PUBLICO; si recuerdas se publicó Fomento conocía las denuncias sobre incompatibilidad del alto cargo que ascendió a subdirector http://www.publico.es/politica/polemica-ministerio-fomento-conocia-denuncias.html

Las preguntas son estas y si pinchas sobre cada una de ellas puedes descargarte el PDF.


Y el texto de las mismas que introduce las preguntas el siguiente que publicamos debajo. En lo que a nosotros respecta, nos parece de mucho interés conocer el futuro de nuestra Consejera de ENAIRE...y de la que ya habíamos publicado Margarita Gómez de Bonilla (Consejera de ENAIRE dueña del 51% de AENA) se lleva todos los meses 1.066,84 Euros a Fomento

TEXTO INTRODUCTORIO DE LAS PREGUNTAS
El Diario PUBLICO ha desvelado hace una semanas que un alto cargo de Fomento ha sido acusado de saltarse la ley de incompatibilidad por formar a opositores al Ministerio. Según el diario, Carlos Bartolomé Marín, Subdirector de Conservación en la Dirección de Carreteras del Ministerio de Fomento es socio único de la empresa Cabama SL, propietaria de la academia de preparación de oposiciones PremFom. Días después, Fomento ha destituido al alto cargo investigado por incompatibilidad.

La documentación recabada por PUBLICO prueba que al menos tres departamentos estaban al tanto de las denuncias sobre las supuestas irregularidades cometidas por el exsubdirector de Conservación. Según estos documentos, el ministro también habría sido informado de que un alto cargo cercano a la Dirección General de Carreteras estaba generando - un entramado de nepotismo y amiguismo-.

PUBLICO ha accedido a documentos que acreditan que la Subsecretaria del Ministerio, Rosana Navarro Heras, y la directora general de Organización e Inspección, Virginia Pérez Alegre, habían sido informadas por representantes sindicales de que Marín simultaneaba su cargo político con competencias en materia de personal con su actividad como socio único de la empresa que controla una academia de preparación de oposiciones para ingenieros de Caminos -PremFom-. A estos departamentos se uniría la Subdirección General de Recursos Humanos del Ministerio, como recoge el acta de la reunión de la Junta de Personal de Fomento del pasado 9 de febrero. Los representantes de UGT aseguran que mantuvieron una -reunión informal- con la subdirectora general, Margarita Gómez de Bonilla, y reiteran que la vinculación de Marín con la academia era -vox pópuli- entre los trabajadores del Ministerio.

Cerca de dos meses después de la reunión de la Junta, a finales de marzo, y a pesar de las peticiones de investigación de los representantes sindicales a la subsecretaria y a la directora general de Organización e Inspección, Bartolomé Marín fue premiado con uno de los departamentos con mayor dotación económica. Fuentes del Ministerio afirman que el presupuesto estimado para la Dirección General de Carreteras es de cerca de 1.700 millones -la -madre de Fomento-, según los sindicatos-, de los que más de 800 corresponden a la Subdirección que hasta el pasado miércoles ostentaba Marín.

Según el sindicato CSIF el Ministro tenía constancia de sobra ya que la situación –mangoneo- en el departamento que dirige Jorge Urrecho Corrales había sido trasladada a de la Serna por parte de la Junta de Personal en una encuentro celebrado el 18 de enero. El presidente de la Junta de Personal habría alertado al ministro de la generación de un -entramado del nepotismo- y de -amiguismo-. Según el acta de la reunión ordinaria de la Junta del 9 de febrero, el ministro incluso habría tenido constancia de la labor de -regente- de un cargo de confianza de Urrecho, aunque en este encuentro no se explicitara su nombre. El documento recoge que en la reunión del 18 de enero, a la que asistieron el secretario de Estado de Infraestructuras, el director de Gabinete del ministro y el propio Íñigo de la Serna, el presidente de la Junta de Personal alertó de la responsabilidad de este -regente- en la generación de un -entramado del nepotismo- y de -amiguismo-, con la complicidad de la Dirección General de Carreteras. El documento recoge que el ministro fue informado de que este -regente- colocaba y movía -con su influencia y a su libre albedrío a los funcionarios, por supuesto a sus amigos-.

Fuentes de CSIF aseguran que el exsubdirector de Conservación tendría que haber solicitado la correspondiente autorización de compatibilidad, aunque -moralmente- no debería haber simultaneado su cargo como número dos del director general de Carreteras - y posteriormente como suddirector- con la titularidad de la academia PremFom. -Para nosotros es totalmente impresentable esta actitud-, apostilla CSIF. Preguntados por las medidas que, a su juicio, deberían tomarse desde el Ministerio, desde CSIF aseguran que la actuación de Marín supone -mínimo, una falta grave.