jueves, 3 de agosto de 2017

José Manuel Vargas, Presidente de AENA, insaciable de poder


Por su interés reproducimos un artículo publicado en FTF-Foro del Transporte y el Ferrocarril sobre el Presidente de AENA. La fuente original del artículo la puedes encontrar pinchando aquí


José Manuel Vargas, presidente e AENA y Francisco Reynés, Consejero Delegado de ABERTIS (Foto BOLSAMANÍA) 

Este señor es el culpable de que la privatización del 49% de AENA haya sido un fracaso y haya supuesto que el Estado haya recaudado 5.000 millones menos del precio por el que fué vendido el paquete accionarial.

Los nuevos accionistas privados que accedieron a la empresa le recompensaron con la presidencia de la compañía, que era un primer objetivo de este joven y ambicioso señorito, colocado por la ex ministra Pastor, y que era un perfecto desconocido, quizá solamente en su casa a la hora de comer.

El ambicioso señorito Vargas

El señorito, no parece ser santo de devoción del

ministro de la Serna. Quizá el sentimiento 
sea recíproco
Ahora, sus ambiciones pasaban por comprar nada menos que la constructora ABERTIS. "El presidente del Aena, José Manuel Vargas, grupo ha asegurado que la posibilidad de comprar Abertis, descartada la semana pasada, era “una oportunidad única” ya que “no hay más empresas de infraestructuras de ese tamaño en España”.

"La pasada semana el consejo de Enaire decidió por unanimidad rechazar la potencial adquisición de Abertis por parte del gestor aeroportuario, lo que supondría lanzar una contraopa que mejorara las condiciones anunciadas por el grupo italiano Atlantia, de 16,5 euros por acción.

Una vez valoradas las implicaciones y las razones de oportunidad y de contribución al interés general, se decidió por unanimidad rechazar esta potencial adquisición, según explicó el gestor aeroportuario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)."

La verdadera negativa a la compra fue política

Publica el digital El Confidencial que "Mariano Rajoy consideró que la operación tendría serias dificultades para ser aprobada en el Parlamento, puesto que había que cambiar la ley para permitir una transacción de tal calibre. Dada su minoría en el Congreso, hubiese requerido el apoyo de Ciudadanos y del PSOE para lanzar una opa sobre una compañía principalmente catalana, que tiene como principal accionista a Criteria CaixaCorp, con cuyos gestores el Gobierno tiene actualmente serias tiranteces.

Por tanto, se hubiera interpretado como un gesto con el universo La Caixa en un momento muy delicado de las relaciones entre Moncloa y la Generalitat. Fomento se opone a comprar Abertis para ayudar a CaixaBank para evitar el riesgo de perder el control público de los aeropuertos españoles".

Así pues, la verdadera negativa a la compra fue política, porque ni Fomento, ni Defensa han querido verse diluir la participación estatal, con la entrada de un nuevo socio tan grande y significativo y perder el control accionarial de la empresa.

FTF-Foro del Transporte y el Ferrocarril

POSTDATA 6-8-2017

Mientras esto les decíamos, las colas en el aeropuerto barcelonés de El Prat eran mastodónticas, con esperas de más de dos horas para poder embarcar. Este mal gestor, no debería estar ni un minuto más en su puesto pues ya hizo perder al Estado 6.000 millones con la privatización y ahora quiere zamparse a ABERTIS y no es capaz de tener mínimamente barrida su casa actual.

Estos son los problemas que suelen traer las privatizaciones de los monopolios estatales, que pueden llegar a ser empresas totalmente privadas, pero no dejan de ser monopolios. Y el problema no está tanto en su las acciones son blancas o verdes, sino en la persistencia del monopolio. En este caso el de la gestión y los servicios aeroportuarios.