martes, 16 de enero de 2018

El Sindicato CSIF se reúne con Jaime García-Legaz (Presidente de AENA)

El pasado 29 de diciembre el sindicato CSIF en el aeropuerto Murcia/San Javier, asistió a la invitación que AENA ofreció a la RLT en la Delegación de Gobierno en Murcia. Con este acto se abre un tiempo de información sobre las condiciones en las que se traspasaran los vuelos comerciales al AIRM, en el apartado que afecta a los trabajadores. Como es costumbre en nuestro sindicato te traemos un pequeño resumen, aderezado con algo de historia, con la intención de contextualizar en lo posible hacia dónde vamos.

De antemano queremos agradecer a García-legaz la buena disposición mostrada a la hora de informar a la representación de la plantilla de AENA en este centro. Quizás hubiese sido mejor para todos haberse producido esta reunión mucho antes, pero entonces no estaríamos hablando del mismo problema y para eso nos explicamos.

Se han esforzado mucho en vender la idea de que AENA gestionará el nuevo aeropuerto internacional de Murcia, con la seguridad que da como mejor gestor aeroportuario, pero, a nuestro juicio, se inventan la fórmula de sociedad concesionaria para resguardar el proyecto y los intereses del Ejecutivo de la CARM de "ataques" judiciales presentes y futuros, utilizando para esa estrategia una cortina de humo con todos los recursos que tienen a su alcance (incluido el personal del gestor en Murcia/San Javier, que bien podría seguir perteneciendo a AENA SME SA y desempeñando sus funciones en el AIRM). Cualquiera con un poco de memoria recordará que para el 2 de abril de 2015, Aeromur pretendía poner en marcha el aeropuerto pero con una condición: (fuera de contrato por cierto, pues en 2006 necesitaban sólo la oferta y la demanda para que el propio mercado eligiera qué aeropuerto continuaba abierto) la condición era que San Javier cerrara. Así, la CARM exigía que Sacyr asumiera el préstamo participativo de 182 millones antes de seguir adelante con el acuerdo entre las administraciones central y autonómica, de fecha 18 de noviembre de 2011, para la regularización del tráfico aéreo en la Región de Murcia.

De aquel escenario desembocamos ahora en una doble falsa situación: Murcia necesita un aeropuerto internacional, y donde puedan volar los aviones por la mañana. Abrimos un paréntesis y trasladamos a nuestro presidente, García-Legaz, (pues sabemos que nos lee) una invitación para que visite el aeropuerto en horario matinal y pueda el mismo contar los aviones que aterrizan y despegan por las mañanas, y así no errar en las declaraciones.

La reunión, más allá de la entrevista previa del presidente con los medios y las posteriores tomas gráficas (para vender las "bondades" de esta "compañía") ya todos juntos, dio para poco: una toma de contacto y el traslado del proyecto sociedad concesionaria AIRM incluida dentro de la estructura AENA por parte de la empresa y la postura de los trabajadores, que queremos seguir dentro del CIF AENA SME SA. Quedamos emplazados para este mismo mes de enero, una vez firmado el contrato de explotación con la CARM, y avanzar sobre la viabilidad de nuestro planteamiento y como cualquiera puede suponer, en los detalles que darán forma al traslado.

Lo anuncien como lo anuncien y le den todas las vueltas que le den, en CSIF AENA/ENAIRE creemos que se trata de un rescate a una infraestructura privada con dinero público que, sin pasar por los PGE, necesita la firma del Ejecutivo Nacional para proseguir su destino y que no es otro que meter con calzador un aeropuerto privado en la red de AENA/ENAIRE. Y todo seguirá igual que hasta ahora pero desde una S.A. "ad hoc" que abre la puerta a fraccionar la red de aeropuertos sin soportar, los gestores de esta empresa, el desgaste de admitir que se está privatizando un bien general construido con dinero público. ¿Alguien sabe la opinión de la coordinadora sindical estatal (CCOO, UGT y USO) de lo que comienza con MJV? ¿Utilizarán sus recursos negociadores en defensa de los derechos de los trabajadores de Murcia/San Javier, que a su vez es defender a toda la plantilla de AENA/ENAIRE y por ende un bien público? ¿Su actuación será tan eficaz como en la salida a bolsa de AENA? ¿Están movilizando al resto de aeropuertos para concienciar a los compañeros que la privatización continua? ¿Darán a esta situación el mismo trato que al Grupo III de aeropuertos?

Como puedes ver, por desgracia, la fuerza que da la unidad de acción queda relegada, igual que un turrón de azúcar si lo echamos al mar, a depositar el voto cada cuatro años y pretender que el agua de mar pase a ser dulce.