domingo, 21 de enero de 2018

Más de 100.000 personas apoyan con su firma que no se sancione a trabajadores de AENA/Enaire que alimenten animales

Tras anunciar que AENA Barajas quiere expedientar a trabajadores que cuidan animales - ENAIRE en la buena dirección y detallar que AENA Barajas - Auschwitz: un nuevo modelo de maltrato animal y persecución a los trabajadores se ha generado una enorme polémicas en decenas de medios de comunicación y redes sociales. 

Hoy se ha pasado de 100.000 personas los firmantes que piden a AENA que no sancione a los trabajadores bienintencionados que hacen lo que AENA no hace. 

Los trabajadores de AENA/Enaire, y el resto del colectivo aeroportuario, necesitan tu apoyo ante la caza de brujas de Gestión de Operaciones y Medio Ambiente de MAD, disfrazado de seguridad... y hoy, hasta aquí podemos leer.


En AENA está capado por la casposa política de acceso a internet, mándatelo al móvil o a casa. En ENAIRE si se puede. 



Desde el Sindicato CSIF AENA/ENAIRE y la Protectora GFAM, Gestión Felina Aeroportuaria Madrid, se pide a AENA que gestione éticamente a todos los animales que de una forma u otra llegan al recinto Aeroportuario.

AENA señaló en Twiter que no se permitirá dar de comer a animales en la zona de movimiento de aeronaves para "evitar focos de atracción de animales, especialmente aves, por el riesgo que supone para la aviación, los pasajeros y los propios animales.

El Sindicato CSIF criticó esta medida, que supondría la apertura de un expediente disciplinario para el trabajador que alimente a dichos animales, al indicar que AENA debería "cuidar los animales que están o llegan al recinto aeroportuario".

"Que los animales son un peligro y no deben estar en el recinto aeroportuario no es algo que nadie ponga en duda". Es un peligro para aeronaves, personas y por descontado para ellos mismos. Pero cuando esos animales están ya asentados o llegan, y no se controlan como debíeran, no se puede sacar una nueva Normativa de Seguridad de Plataforma (NSP) que impida alimentarles, porque eso está tipificado por ley como "MALTRATO ANIMAL", indica el CSIF.

Este sindicato recalcó que "tendría su lógica que AENA sacara todos los (animales) posibles de forma ética reubicándolos en otras áreas y que controle los que queden del mejor modo posible, como es el caso de las Colonias Felinas, que además la mayoría no están en la plataforma de estacionamiento de aeronaves, sino en zonas periféricas del Aeropuerto. Pero lo que no puede hacer es prohibir alimentar a esos animales porque consiguen efectos contrarios a los deseados, se moverían por todo el recinto en busca de comida, lo cual aumenta el riesgo".

No cuidarlos o impedir que otros lo hagan de forma controlada, es "MALTRATO ANIMAL". Además esos trabajadores siguen las especificaciones y protocolos aprobados por Madrid Salud. En concreto la Protectora sin ánimo de lucro GFAM formada por trabajadores del Aeropuerto de Barajas lleva años gestionando las Colonias Felinas según estos protocolos de Madrid Salud y aplicando CES, y reubicando gatos de zonas conflictivas a zonas de la periferia del recinto aeroportuario donde no puedan causar ningún problema. También han sacado decenas de gatos para adopción o acogidas.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los animales que habitan o entran en el recinto aeroportuario son perdidos por los pasajeros a la hora de coger un vuelo debido a la caida de un transportín roto o mal anclado, o abandonados por estos mismos pasajeros o incluso abandonados por trabajadores del mismo aeropuerto.

Por todo ello rogamos al Presidente de AENA García-Legaz que reconsidere la nueva normativa o ésta se ajuste a la problemática que hay en el Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid Barajas y el resto de aeropuertos de la Red de AENA, los cuales también aplicarán la misma normativa y están expuestos al mismo problema, nos consta.

Se recuerda a la dirección de AENA que en el caso de perros y gatos estos están considerados como animales sintientes y se les debe progeger y actúar de forma ética en el caso de reubicaciones y cuidados de los mismos tanto fuera como dentro del recinto Aeroportuario.